Volver al trabajo, al mundo y al planeta (no es lo mismo)

Tras las vacaciones estivales del hemisferio norte, volvemos a lugares de trabajo, actualidad internacional y un planeta que tiene su esperanza en los “Z”

Trabajos tóxicos, estrés, ansiedad y depresión 🖇📋🤪

Quédate con esta idea clave: la ecuación [alta exigencia+escasos recursos] siempre…SIEMPRE…es igual a trabajo tóxico. Da igual como coloques los factores (como en cualquier suma), el resultado siempre será el mismo.

Si identificas este patrón en tu puesto de trabajo, independientemente de lo que te paguen o del estatus que te proporcione ese empleo, estás ante un empleo psicológicamente de riesgo. Son puestos de trabajo que además de tu salario mensual, irán llenando tu cuenta de estrés, ansiedad y depresión.

No hace falta que te vuelvas loca o loco. Un detalle importante es observar si estas vueltas a la actividad, después de parones vacacionales, te cuestan más de lo normal. Obviamente, si estás deseando volver desde el día en que te vas, posiblemente debas revisar tu ocio, tu vida familiar o, simplemente, tu trabajo es maravilloso y lo más importante de tu vida. (Ojo con esto también, no te vengas arriba).

Te aconsejo este interesante y procedimental artículo (toca todos los fines de vacaciones de verano) en el 20 minutos (aunque en este caso se escribiera de forma preventiva un 25 de junio).


La geopolítica en la encrucijada y EEUU en repliegue 🇦🇫🇺🇸🇪🇺🇨🇳🇵🇰🇹🇷

Que el mundo está pivotando en sus ejes de poder no es algo nuevo. Pero sí algo que se ha acentuado en los últimos tiempos de una manera evidente.

Volvemos a nuestros afanes (insisto en lo del hemisferio norte, porque desde el otro lado sois muchos los que recibís este boletín) y encontramos un mundo simbólicamente muy distinto del que dejamos. EEUU y todos sus aliados, entre los que se encuentra España, desde el principio en esta misión, abandonando Afganistán. Y haciéndolo como si la salida del país la hubieran organizado los payasos de la tele (referencia muy española y boomer) en una de sus aventuras con el Sr. Chinarro. Lo que viene siendo un verdadero descojone, con perdón.

En diez años que han pasado desde el asesinato de Osama Bin Laden, veinte desde el atentado terrorista en suelo estadounidense contra los tres edificios del complejo de las Torres Gemelas en Nueva York y contra el Pentágono en el DC (Distrito de Columbia, y no Distrito Central, como dije equivocadamente en un episodio de la temporada anterior de Bala Extra). En todo este tiempo no parece que haya habido un momento para preparar la salida sin tener que dejar atrás a tanta gente que colaboró con los aliados en su guerra contra el talibán. (Por cierto, extraordinario el documental en Apple TV+ sobre ese aciago 9/11 visto desde los ojos de los protagonistas que esos días estaban en el poder en la Casa Blanca).

Me ha revuelto el estómago ver, leer y escuchar todo lo que se ha publicado sobre el asunto afgano. Pero no me engaño. Solo es un síntoma más de cómo occidente retrocede en su presencia global. Como los EEUU en especial miran su ombligo y deciden que America, first. Quizás en otros momentos he tenido la visión contraria. ¿Qué hacen los estadounidenses extendiendo su imperio y sus valores por todo el globo, como si fueran la policía del mundo?

De entre todo lo visto, leido y oído, me quedo con los podcasts publicados por la gente de 5W y con este artículo de Julian Borger para The Guardian que, en España, sirve en sus páginas de internacional elDiario.es En los episodios de 5W se aborda más la cuestión afgana. En el artículo, de manera más amplia, el significado del repliegue de Estados Unidos al interior de sus fronteras.

Sea como fuere, China, Rusia e incluso Turquía y Pakistán, (tres de las cuatro son potencias nucleares) tendrán ahora toda la influencia sobre el nuevo régimen. Y, en menor medida, las monarquías teocráticas dictatoriales del Golfo. Quizás la democracia liberal que tanto critico no sea un modelo perfecto. Pero abandonar al mundo a la influencia de países donde la libertad está a la cola de los valores políticos y éticos, me asusta un poco. No hablamos de poder tecnológico. Hablamos de la vida de las personas en general y de las mujeres en particular.

Como dijo Wyoming desde su púlpito de la Sexta, los aliados llegaron y volvieron de Afganistán en el mismo escenario: con el Talibán en el poder.


Los zetas no compran nuestro discurso (boomer) de excusas y promesas 🌏 🧒

Soy Z, soy comprador reflexivo y no me gusta tu greenwashing. Así titula su artículo en Yorokobu Mariángeles García. Las marcas buscan a nuestros jóvenes para venderles sus productos a través de los valores que creen que ellos y ellas tienen. Aprecio por la sostenibilidad; relativización del trabajo como producir, producir y producir; y un revolcón a los valores que cuarentones y cincuentones o más, tenemos en los genes.

Son personas que prefieren sentirse flipados por sus trabajos y ganar menos, que obtener pingües ingresos en trabajos que los estresan o deprimen (vuelve al comienzo y esta Nius será circular).

Los zetas consideran tóxico el exceso de consumo, defienden que no se manosee la palabra sostenibilidad, que la comunicación les llegue de forma cercana (stories, etc) o que las empresas y los políticos sean honestos, comprometidos y sientan que tienen una misión.

La pregunta que me hago es si cuando crezcan mantendrán estos valores y, de hacerlo, si no será ya demasiado tarde. Esto último parece impepinable.


El euskara en mil palabras 📖

Iraila es septiembre en euskara. Suma dos palabras: ira (helecho) e hila (mes). Debe ser, por lo visto, un mes en que el helecho abunda en los montes vascos y se recogía para usos diversos. Fijo que para conservar algo entre ellos o para dar de comer a algún bicho. Vaya usted a saber.

Pero hay una segunda forma de decir septiembre en la lengua de Euskal Herria (literalmente y sin sesgo político, la tierra donde se habla el euskara). Ese otro nombre (no se suele usar) es buruila. Y tiene mucho interés con una de mis teorías podcasteras: buru es cabeza, jefe, principal…En este caso cabe atribuirle el significado de primer mes. Para que luego digáis que solo los chinos tienen otro año nuevo distinto al occidental.


Epílogo 🔚

Pues ya estamos de nuevo aquí con esta primera Nius posvacacional. Gracias por haberla vuelto a abrir. Quizás ha quedado larga. No te quedes en mi texto. Es cierto que me regodeo, a veces en exceso. Pero sus artículos son los que más valor tienen. Visítalos a lo largo de la semana, mejor en formato grande, como iPad. En fin, haz lo que te de la gana. Antonio Urbina, mi viejo profesor de antropología en Vitoria, ilustre clérigo, crítico de libros de Radio Vitoria y mejor persona, nos solía decir que si damos una limosna, no digamos al pobre aquello tan antiguo de “no te lo gastes en vino”. En el momento en que soltamos la moneda, el dinero ya es suyo. Hará con él lo que le plazca. Su albedrío y la soberanía de su dinero, son suyas.

A esta Nius le pasa igual. Yo me divierto e ilustro componiéndola. Luego tú apréciala o destrózala como quieras. Incluso si no la has abierto y no has llegado a leer esto, me parece bien. ¡Quién soy yo!


La foto 📸


Esta semana, está Niusleter, como el podcast diario, está patrocinado por Nuna, una plataforma de terapia online, que hace más fácil y accesible que nunca el acceso a una terapia. Profesionales colegiados y experimentados a tu servicio. Primera consulta gratuita y, si necesitas sus servicios, un 15% de descuento usando el código promocional BALAEXTRANUNA Visita Nuna a través de balaextra.com/nuna